Un Real Madrid en forma se acerca al objetivo

Los blancos mantiene un gran nivel tras clasificarse para la Final Four. Mientras, el Corvirán Granada da la cara pero el acierto de los locales es superior

El Real Madrid recibía al Covirán Granada en la Jornada 32 de la Liga Endesa. Los nazaríes se encuentran en una situación límite en la que rozan los puestos de descenso. Los de Pablo Pin realizaron una gran puesta en escena que se vió superada por el gran acierto de los de Chus Mateo. Los blancos sacaron a relucir su arsenal ofensivo para sentenciar el triunfo en el tercer cuarto. A pesar de ello, los visitantes llegaron a ponerse a 9 puntos en el último acto, pero la diferencia resultó insalvable. Jonathan Rousselle fue el más valorado de los nazaríes con 16 puntos, seguido por los 12 de Cristiano Felicio,
Scott Bamforth y Jacob Wiley. Por parte local, destacaron los 14 puntos de Musa y Abalde.

 El Real Madrid activa el modo «todoterreno»

Tavares le dio las primeras ventajas del partido a los locales, aunque Kwan Cheatham y Cristiano
Felicio sumergieron al Coviran Granada en un intercambio de canastas. Un primer cuarto donde el Real Madrid fue dominante de principio a fin, yendo por delante en el marcador. Por su parte, el Covirán Granada tiró de sus dos hombres de confianza: Cristiano Felicio y Kwan Cheatham. A poco les supo este inicio de partido a los rojos que terminaron abajo 22-19.

El segundo cuarto seguía la misma estela que el anterior. Los blancos llevaban el control del partido y ampliaron la ventaja en el marcador (+9). Tavares continuaba destacando con 8 puntos (3 tiros de 2 y 2 tiros libres). Poirier, Llull y Abalde seguían al pívot como máximo anotador con 7 puntos. Sin embargo, el más efectivo de este cuarto fue Malik Dime, jugador del Covirán Granada, con 10 puntos repartidos en cuatro canastas de dos y dos tiros libres. Con el electrónico marcando 51-42 a favor de los de Chus Mateo, ambos equipos se marchaban a los vestuarios. 

El Corvirán Granada reacciona, sin éxito

Tras el descanso, el tercer cuarto sirvió para consolidar el resultado. Un cuarto donde el VAR fue el protagonista, ya que los árbitros tuvieron que consultarlo hasta en cuatro ocasiones. Musa y Albalde quitaron el polvo del aro con 14 puntos. El de Bosnia encajó 4 puntos de dos y uno de tres mientras que el español anotó 3 tiros de dos y 2 de tres.

Otro de los jugadores blancos que hizo brillar su juego fue el jovencísimo Ndiaye que con 10 puntos (1 tiro de dos, 2 de tres y 2 tiros libres) demostró el gran juego que es capaz de aportar al equipo de Chus Mateo. Por otro lado, los de Pablo Pin, a remolque durante todo el partido, dejaron en manos de Dime la gran mayoría de canastas. El senegales anotó 12 puntos divididos en 5 canastas de dos y dos tiros libres. También tiró del carro nazarí Felicio, con 10 puntos. El marcador fue 77-57 a favor de los locales.   

En el último cuarto el Granada intentó recortar distancias pero los blancos aumentaban la efectividad y con ella la ventaja en el marcador, imposible para los visitantes.  No hubo sorpresa (94-80), aunque sí hubo partido, incluida una buena reacción final visitante. Venció un Madrid en forma que tira de todas sus piezas en el doble reto Euroliga y ACB y casi todas le responden.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *